0

(Sobre todo) en la Tierra como en el Cielo

Posted by admin on dic 14, 2008 in Económico, Historia, Ponzoñoso, Social

Iglesia colombiana y economía del siglo XIX (¿XX y XXI?)

Artículo publicado por Adolfo Meisel Roca en el diario El Espectador en Diciembre de 2008.

La leyenda negra del radicalismo

Por: Adolfo Meisel Roca
“AQUÍ SE HA TEJIDO LA LEYENDA NEgra de la federación y el radicalismo”, señaló hace unos días Fernando Hinestroza, el rector de la Universidad Externado de Colombia, en una entrevista publicada en este diario el 29 de noviembre.

Además, comentó que: “Los males de la República se le atribuyen a la Constitución del 63, de la que se ha hecho mofa. No paran las abalanzas a Núñez, y hablan de él como de quien rescató la unidad del país, y de Caro, como de quien metió a las disidencias y ‘guerrillas’, en cintura”.

La leyenda negra sobre el período de la historia nacional dominado políticamente por los liberales radicales, 1863-1885, se ha mantenido vigente hasta nuestros días en la historiografía económica nacional. Autores de corrientes ideológicas tan diversas como Luis Eduardo Nieto Arteta, Luis Ospina Vásquez, Álvaro Tirado Mejía, y en épocas más recientes José Antonio Ocampo y Jorge Orlando Melo, coinciden en que todos ellos descalifican la importancia de la más controvertida de las reformas económicas que adelantó el radicalismo: la desamortización de bienes de manos muertas.

Hasta 1861 casi todo el sistema de crédito en la Nueva Granada estaba bajo el control de la Iglesia Católica, la cual otorgaba préstamos hipotecarios conocidos como censos. Como muchos de esos censos eran de difícil redención, las propiedades urbanas y rurales perdían movilidad en el mercado de tierra. Además, como el clero también era propietario de grandes cantidades de bienes raíces urbanos y rurales, tenía un enorme peso económico y político.

La desamortización consistió en la incautación de las propiedades del clero, excepto los templos y bienes necesarios para el culto religioso, y su puesta en remate público para que fueran adquiridas por inversionistas privados. En compensación a la Iglesia Católica se le reconocería unas rentas sobre el Tesoro Nacional, que oscilaban alrededor del seis por ciento. Así mismo, se eliminaron los préstamos a censo y se permitió que los deudores le amortizaran el valor correspondiente al Tesoro. 

A pesar de que los historiadores económicos colombianos no han revisado hasta la fecha las fuentes primarias pertinentes para el análisis de la desamortización han seguido la tradición de la historiografía conservadora, que consideró que sus efectos económicos fueron irrelevantes. Este consenso ha contribuido a la leyenda negra que se ha tejido en nuestro país en torno al período en que predominó el liberalismo radical, gran defensor de las libertades individuales, de la educación pública de calidad, de la tolerancia y de la descentralización.

En un trabajo que elaboramos con el historiador Roberto Luis Jaramillo, y que será publicado como documento de trabajo en las próximas semanas, hemos concluido que la desamortización fue una de las más importantes reformas económicas del siglo XIX en Colombia. Como mínimo, el valor de los bienes y préstamos desamortizados, unos 20 millones de pesos de la época, representó el 16% del Producto Interno Bruto (PIB) de 1860. Aunque en el Concordato de 1888 se acordó indemnizar a la Iglesia Católica pagándole una cifra anual del orden de los $800.000, las desastrosas políticas económicas de La Regeneración llevaron después de 1885 a la inflación más grande de la historia de Colombia y como resultado en términos reales esa cifra se esfumó. Pienso que no se pueden seguir descalificando las actuaciones de los liberales radicales sin una cuidadosa revisión de los hechos. Muchas de las percepciones que sobre ellos están arraigadas entre los colombianos, y tal como lo argumentó el rector Hinestroza, son simplemente el resultado de la leyenda negra difundida por quienes triunfaron en los campos de batalla durante la Guerra de los Mil Días.

 

 

Etiquetas: , , , ,

Copyright © 2014 El Resquicio All rights reserved. Theme by Laptop Geek.